RESERVA ONLINE
WAMCENTER 2 2903 3399 | CLÍNICA INDISA

Dr. Esteban Torres

Médico Cirujano de la Pontificia Universidad Católica de Chile

Cirujano Plástico acreditado por la Sociedad Chilena de Cirugía Plástica

Rinomodelación

La rinomodelación es un tratamiento médico, accesible y no invasivo que mejora el aspecto de la nariz Se logra con la aplicación de sustancias de relleno en la zona nasal para darle una forma más armoniosa, simétrica y adecuada al rostro.

Para realizarla no son necesarios los estudios previos, ni la internación, tampoco someterse a una cirugía o a un postoperatorio. Por lo que su costo económico representa un porcentaje mucho menor al de una Rinoplastia.

Información general

 

Duración de 20 a 40 min
Materiales de relleno Metacrill o Ácido Hialurónico (aprobados por ANMAT y FDA)
Tipo de anestesia Anestesia local o crema anestésica
Tiempo de recuperación El paciente puede reintegrarse a su vida normal inmediatamente
Cuidados posteriores Durante las primeras seis horas no se debe fumar, usar gafas, tocarse la nariz o dormir.

No es necesario el yeso.

 

Consideraciones

Este procedimiento debe ser realizado en personas que hayan completado su desarrollo, es decir a partir de los 18 años. Esto debido a que la rinomodelación consiste en rellenar con un producto reabsorbible o permanente los defectos de la nariz. Si se aplica en períodos de crecimiento, lo que al principio se vea muy bien, en un par de meses puede ser un desastre al cambiar de posición con el crecimiento natural del cuerpo.

El material utilizado para rellenar la nariz va a determinar si el efecto es permanente o reabsorbible, como es el caso del ácido hialurónico, material que dura alrededor de un año. Como primera vez, recomendamos utilizar un producto reabsorbible, para que el paciente vea cómo se siente. Si le gusta, al año se puede volver a realizar el procedimiento, pero esta vez con un producto de mayor duración.

 

La rinomodelación es un procedimiento que rellena y disimula defectos discretos aumentando el tamaño nasal, por lo que no se recomienda en narices grandes o en personas que requieren una intervención que mejore la respiración, como cuando hay obstrucción o desviación de tabique. Una persona adulta, con su autoimagen formada, una clara idea del cambio buscado y estabilidad psicológica, sería un excelente candidato para una rinoplastia, procedimiento que puede ser complementado para mejorar la obstrucción nasal.

 

1
Hola,
Estamos para ayudarte, hablemos!
Powered by