fbpx
Salud mental en el pabellón, Dr. Esteban Torres

Salud mental en el pabellón

En el caso de la salud mental en el pabellón, la estabilidad mental es fundamental para tomar decisiones acertadas en todo orden de cosas, sin embargo es fácil desviar la atención y nublar la objetividad en momentos de largo estrés y agotamiento, como al que hemos vivido en este largo e inesperado periodo de pandemia.

Revisa la nota completa en Cooperativa.

Salud mental en el pabellón, Dr. Esteban Torres

La estabilidad mental es fundamental para tomar decisiones acertadas en todo orden de cosas, sin embargo es fácil desviar la atención y nublar la objetividad en momentos de largo estrés y agotamiento, como al que hemos vivido en este largo e inesperado periodo de pandemia.

Lamentablemente, el criterio también pierde su rumbo y así hemos visto casos de mujeres muertas producto de procedimientos estéticos ilegales, de alto riesgo y practicados en hogares y clínicas de deficiente instalación médica.

Como cirujano plástico y reconstructivo, y miembro titular de la Sociedad de Cirugía Plástica de Chile, estas noticias me llenan de frustración, porque son vidas que se pudieron haber salvado. La toma de decisiones bajo estrés o depresión no reflexiona ante el peligro eminente de la necedad. Por ello, el apoyo y acompañamiento de familiares es indispensable para orientar, guiar y proteger a sus seres queridos de individuos inescrupulosos.

La clave está en la información. Es vital recurrir siempre a cirujanos certificados en su especialidad, que operen en clínicas que cuenten con todas las instalaciones necesarias y que estén registrados en la Superintendencia de Salud. Si hay mucha ansiedad, lo mejor es esperar a que vuelva la calma y ser objetivos ante los pros y contras de una intervención, porque siempre los hay, y el contexto pandémico también ha generado nuevas contraindicaciones, que deben ser informadas y consideradas por los pacientes.

Lamentablemente, la estabilidad mental es fundamental, pero profundamente olvidada, descartada y menospreciada por todos en algún momento. No obstante, un «sí» dirigido a la persona incorrecta puede desencadenar incertidumbre, dolores, deformaciones, sufrimiento, endeudamiento y hasta costar la vida.

Abrir chat
1
Hola,
Estamos para ayudarte, hablemos!